La luz eléctrica

De suerte que, tal y como vengo diciendo, tal vez la luz eléctrica sólo fuera inventada, a diferencia de los fuegos con que antiguamente se buscaba repeler a las fieras y quizás también a los fantasmas, para atraerlos y hacerlos proliferar en horrible turba multa, como polillas achicharrándose en una de esas parrillas azuladas que usan en los hoteles de la costa, o como pollos bajo los focos en uno de esos espeluznantes gallineros modernos. Al igual que el Diablo, su nombre es Legión…

Leer más

El hombrecillo en el filo del barranco

Desde niño las fotos que más me gustaban eran las de paisaje, que encontraba intercaladas con los mapas geográficos en los Atlas.  Me fascinaban especialmente aquellas fotografías donde, sin falta, inmóvil, aparecía un hombre pequeño amenazado por las cataratas del Niagara, por montes, rocas, árboles altísimos y palmeras grandiosas, o sobre el filo de un barranco.

Leer más