Infinito particular

 

David Jiménez, Infinito, 2000

David Jiménez, Infinito, IG Fotoeditor, España, 2000

Lo primero que llama la atención de este libro es que es todo fotografía: las fotos en las páginas están a sangre; y portada, contraportada, guardas, todo está ilustrado… no hay un centímetro cuadrado que no sea una fotografía.  Sólo se les ha escapado el lomo, en que se observa la tela negra impresa con el título, el autor y el logotipo del editor.

David Jiménez, Infinito, 2000

Lo segundo que llama la atención es el título, Infinito, en un libro que no llega a las 120 páginas ni a los 24 centímetros de alto.  ¿Cabrá todo en este pequeño envoltorio?

David Jiménez, Infinito, 2000

Al abrir el libro las imágenes que nos muestra no son sólo finitas sino que son casi triviales: esquinas y callejones más que plazas y jardines; una mirada cercana en la que a veces, jugando con la profundidad de campo, parece que ni siquiera todo lo que ha sido encuadrado tuviera importancia.

David Jiménez, Infinito, 2000

La fotografía, por su propia naturaleza, nos muestra un mundo fragmentado y David Jiménez, en este libro, lo fragmenta aún más, dividiéndolo en pequeñas imágenes aparentemente inconexas: el mundo como un cajón de sastre.

David Jiménez, Infinito, 2000

Las imágenes fotográficas están muy bien construidas y el tenue hilo del talento del fotógrafo las mantiene suspendidas en el aire, llevando nuestra atención hacia el filo de las cosas.  Las fotos están enfrentadas en la doble página y al estar a sangre es imposible evitar contemplarlas juntas, llevando la mirada de una a otra, reconstruyendo inconscientemente ese mundo desparramado.

David Jiménez, Infinito, 2000

Y la reconstrucción continúa poco a poco, llegando finalmente a toda la estructura del libro, que hay que leer dos veces.  No estoy seguro de que quepa en él todo el infinito, pero desde luego este libro es más grande por dentro que por fuera.

David Jiménez, Infinito, 2000

David Jiménez

Infinito

editado por I G Fotoeditor en Utrera, Sevilla, España;

primera edición, 2000; 118 páginas; 171×237 mm.;

encuadernación en cartoné forrado de tela y cubierto con papel impreso; diseñado por David Jiménez; diseño tipográfico de Roberto Turégano; impreso en Brizzolis; encuadernado en Hermanos Ramos;

ISBN: 84-931546-0-1

 

4 comentarios en “Infinito particular

  1. Un libro muy curioso, sobretodo por la forma de entender la unión entre encuadre y el libro creando esa sensación tan particular que como bien indica.

    Muchas gracias señor 😉

  2. Es un libro atípico. Mas que contener obra del autor, es una obra en sí mismo. Reconozco que tuve que “leer” el libro más de dos veces hasta enconterar el gran secreto que guarda.

Deja un comentario