Y tú, ¿por qué eres negro?

Rubén H. Bermúdez, Y tú, ¿por qué eres negro?, autoeditado, España, 2017

Lo primero que tengo que decir es que no soy el público objetivo al que va dirigido este libro. Ya sabemos todos que los hombres blancos no tenemos raza, la raza la tienen los demás. Me he enfrentado a la cuestión de mi raza dos veces en la vida. La primera fue al rellenar el formulario de inmigración para entrar en los Estados Unidos de América. La segunda, leyendo este libro.

Rubén H. Bermúdez reúne en aquí fotografías de su álbum personal y fotografías sacadas de la esfera pública, de los medios de comunicación, de los libros, de los anuncios, y en unos breves textos va contando el proceso por el cual va tomando conciencia de ser negro. Es precisamente mirando estas fotografías y leyendo este relato que me doy cuenta de que yo no soy negro, y no soy negro no porque me mire en el espejo o compare con el suyo el color de mi piel, sino porque la experiencia que describe me es completamente ajena.

En las fotografías de este libro se produce un efecto muy interesante. La forma en que las ve Rubén no es la forma en que las veo yo. Al mostrarnos su lectura nos muestra también que la fotografía como lenguaje universal no es más que un mito. Las fotografías nos hablan, pero a cada uno de nosotros nos dicen cosas diferentes. Las fotografías públicas, que parecen no pertenecer a nadie, son en realidad tan íntimas como las del álbum familiar. No hay diferencia.

No puedo juzgar cómo leerán este libro las personas a quienes va dirigido, pero a mí me ha conmovido y me ha llevado a la reflexión. Y me ha recordado que el hecho de que no piense en mi raza no es más que un síntoma de un racismo que no quiero ver.

Rubén H. Bermúdez

Y tú, ¿por qué eres negro?

autoeditado en Madrid, España;

primera edición, 2017; 240 páginas; 230×180 mm.; diseñado por Koln Studio; editado por Rubén H. Bermúdez y Koln Studio; impreso en Brizzolis; disponible en PDF; dedicado a las personas negras;

1 comentario en “Y tú, ¿por qué eres negro?

Deja un comentario