Ya lo hemos visto todo

Si, como la pintura, la fotografía pone el mundo ante un espejo, es un espejo que siempre ha estado roto. Las fotografías no son nada más que fragmentos. El muro de una prisión, un cazador orgulloso con el venado que ha cazado, un bebé, una estrella amarilla cosida en una chaqueta, una vista aérea de una pareja haciendo el amor en un paisaje llano, un primer plano de un minero de Silesia tiznado, un granjero fumando: nos puede parecer que las fotografías capturan un mundo entero pero son siempre fragmentos y figuraciones por muy icónicas que sean. Y si, como las prostitutas sonrientes de algunas fotos de Brassaï, nos parece que ya lo hemos visto todo, ¿cómo es que nunca estamos satisfechos, y siempre queremos volver a mirar? ¿Qué más esperamos ver?

— Adrian Searle, Out of sight, The Guardian, 24 de Octubre de 2006

2 comentarios en “Ya lo hemos visto todo”

  1. La primera frase me ha llamado la atención. Fue Sthendal quién dijo «Una novela es un espejo que se pasea por un ancho camino» pero no recuerdo nada de eso para la pintura. En fin, no es muy importante ¿Qué más esperamos ver? La palabra clave: esperamos. Esperamos entender algo ¡Qué ilusos!

    Responder
  2. Algunos somos más modestos, y esperamos simplemente ver, pero somos igualmente ilusos. La imagen de la obra de arte como espejo del mundo está ya bastante gastada, pues ni el espejo es un espejo fiel, ni el mundo es mundo, y nosotros, pues….

    Responder

Deja un comentario