Mateo pierde el empleo

Gonçalo M. Tavares, Matteo perdeu o emprego, 2010

Gonçalo M. Tavares, Diogo Castro Guimarães, Matteo perdeu o emprego, Porto Editora, Portugal, 2010

Gonçalo M. Tavares, Matteo perdeu o emprego, 2010

Gonçalo M. Tavares, Matteo perdeu o emprego, 2010

Gonçalo M. Tavares, Matteo perdeu o emprego, 2010

Gonçalo M. Tavares, Matteo perdeu o emprego, 2010

Gonçalo M. Tavares, Matteo perdeu o emprego, 2010

Gonçalo M. Tavares, Matteo perdeu o emprego, 2010

El cruce de caminos entre la fotografía y los libros no siempre ocurre en el territorio de los fotolibros. Hay veces en que se encuentran en el territorio de la literatura. El libro que hoy presentamos es un ejemplo.

Es un libro de cuentos de Gonçalo M. Tavares. Cada cuento está dedicado a un personaje, por orden alfabético, que en su trayecto se encuentra con otro que resulta protagonista del siguiente. El libro está acompañado de fotografías de maniquís que aparecen al principio de cada capítulo, en la página de la derecha; a la vuelta de página se van acumulando en pequeñas fotos los personajes anteriores. Las fotografías, y el diseño del libro, son de Diogo Castro Guimarães.

No cuesta mucho darse cuenta de que los maniquís son los personajes de los cuentos. Las fotografías y las historias están relacionadas. Nos asalta una duda: ¿habrá partido el fotógrafo de los cuentos para buscar las ilustraciones, o habrá sido el señor Tavares el que ha querido narrar la historia de las fotografías? Da igual, el resultado es que no son simples ilustraciones, sino que fotografía y texto están unidos de forma inextricable.

Una de las críticas que más molesta a un escritor es que digan que sus personajes parecen de cartón piedra. Este problema se acentúa en los cuentos, que por su longitud no permiten al escritor un desarrollo complejo. Por eso estas fotografías resultan chocantes al principio. Pudieran parecer una admisión de culpa. Pero hay algo más.

Los cuentos son ciertamente surrealistas. Los protagonistas tienen alguna característica muy peculiar, a veces física, a veces psicológica, que define su vida. Y lo hace de tal manera que nos hace preguntarnos constantemente por la naturaleza humana, por el sentido de la civilización, por el orden y el caos. Desde este punto de vista las fotos de los maniquís, esas formas humana sin alma, que nos miran sonrientes como si supieran algo más que nosotros, son especialmente apropiadas.

Gonçalo M. Tavares y Diogo Castro Guimarães

Matteo perdeu o emprego

editado por Porto Editora en Oporto, Portugal;

primera edición, octubre de 2010; 216 páginas; 224 ×150 mm.;

texto de Gonçalo M. Tavares; diseño y fotografías de Diogo Castro Guimarães; encuadernado en rústica;

Nota: los nombres de los personajes tienen origen en un trabajo de Daniel Blaufuks

Además, te puede interesar

Deja un comentario