La metamorfosis

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, Estados Unidos, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

Emi Anrakuji, ipy, Nazraeli Press, 2008

 

Es difícil hablar de este libro.  No da ni excusas ni explicaciones.  Quizás se podría hacer una descripción física, hablar de sus cualidades táctiles: la cubierta decorada con un golpe en seco, su papel mate rugoso; se podría describir la calidad de su impresión, que casi parece pasada por una fotocopiadora; se podría hablar de esa portada decorada con unos garabatos que casi parecen insectos colonizando el papel.  Pero no llegaríamos a explicarlo.

Las fotografías, a sangre, son densas y opacas: más que mirarlas hay que olerlas, acariciarlas.  El espacio en que sitúa al espectador es un espacio casi imposible.  Las imágenes están movidas y desenfocadas.  El ojo se desplaza por sus superficies inestables en busca de algún filo al que agarrarse.  De vez en cuando aparece un espejo, que precisamente por romper el espacio y la perspectiva permite respirar un poco.

Ese espacio asfixiante es una atmósfera densa de apenas unos milímetros de espesor sobre la superficie de la piel; el libro nos reduce a pequeños insectos que van recorriendo un cuerpo sin ver más que un espacio fragmentado a través de sus ojos compuestos y apenas lo intuyen a través de los palpos.

Emi Anrakuji

ipy

editado por Nazraeli Press en Tucson, Arizona, Estados Unidos;

primera edición, 2008; 80 páginas; 257 355 mm.;

encuadernado en cartoné recubierto de papel con golpe en seco;

Además, te puede interesar

2 comentarios en “La metamorfosis

Deja un comentario