Luz de mi vida

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japón, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

Eiki Mori, Intimacy, Nanarokusha Publishing, Japan, 2013

El libro comienza con una foto del rostro de Eiki Mori iluminado lateralmente por la luz rasante del amanecer que entra por una ventana. Mira fijamente a la cámara. La parte izquierda prácticamente ha desaparecido y sólo se ven con claridad los contornos de un ojo en medio del resplandor blanquecino de la piel sobreexpuesta. La parte derecha del rostro, en sombra, parece iluminada desde dentro.

En esta foto confluyen dos de las líneas que articulan el libro. Por una parte la luz solar que Eiki y sus amigos persiguen como girasoles por toda la ciudad. Por otra, ese espacio interior en el que no pasa nada en particular.

Ésa es la cuestión. Hay pocos instantes más hermosos que el de contemplar al amanecer la luz del sol iluminando a la persona amada, pero la intimidad no es eso. No es sólo eso. También hay otros momentos suspendidos, absurdos, en los que no está claro qué está pasando exactamente y qué es lo que uno hace ahí.

Las fotos de Eiki Mori exploran estos instantes detenidos e inconexos. Ni siquiera están claras las relaciones entre las distintas personas que transitan por las páginas de este libro acariciadas apenas por una mirada y por la luz. Porque hay una sensación que recorre el libro además del tedio es la del deseo, la ternura, encarnada en la luz. Yohji Yamamoto nos dice en la faja del libro: “Romper con esta tediosa monotonía, esta absoluta soledad, esta sinrazón…”

Es un libro sin respuestas que juega al escondite con el espectador. Hay entre medias unas páginas más cortas, en un papel azúl ligerísimo, casi transparente. Parece como si quisiera mostrarnos qué hay un poco más allá, dar algo de sentido a lo que vemos. Pero no, son apenas unas pocas fotos y fragmentos que ya hemos visto o que veremos pronto, como si detrás de esa piel que añoramos acariciar no hubiera más que otra piel.

Eiki Mori

Intimacy

publicado por Nanarokusha Publishing, Japón;

primera edición, diciembre de 2013;190 × 200 mm.; 264 páginas;

encuadernado en rústica; diseñado por Daishiro Mori; dirección de impresión por Atsuo Taniguchi; editado por Michiko Sakashita; impreso por SunM Color Co. Ltd.;

Además, te puede interesar

Deja un comentario