La zona

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railroads, J&L Books, Estados Unidos, 2009

En 1973 Thomas Pynchon publica su novela Gravity’s Rainbow.  La mayor parte de la acción transcurre en un lugar que llama “la zona”.  Es un lugar geográficamente y cronológicamente determinado: Centroeuropa, durante los meses que preceden y siguen al final de la segunda guerra mundial.  Es un territorio devastado, un limbo ambiguo y sin ley en el que intentar sobrevivir.  No hay fronteras, el pasado ya no existe y no se sabe qué forma tendrá el futuro.

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Un año antes los hermanos Arkadi y Borís Strugatski publicaron una novela titulada Picnic al borde del camino, que adaptarían unos años después para aparecer como la película de Andréi Tarkovski Stalker (1979).  El stalker es un especialista en infiltrarse en “la zona”, un lugar prohibido en el que quizás décadas antes hubieran aterrizado seres extraterrestres y en la que todavía se producen fenómenos paranormales.

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

La tela de la cubierta de este libro es gris.  Sobre ella, en tinta blanca, aparece una línea que serpentea, que recuerda la vía de un tren.  El título parece confirmarlo: Continentes y vías férreas.  Una rápida ojeada y vemos que está compuesto por fotos.  Tienen muy poco margen, casi a sangre, impresas en duotono sobre un papel mate con una tinta que no llega a ser negra del todo, muy densa, recordando esa sensación táctil del huecograbado…

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Al abrir el libro nos saluda una tarjeta impresa.  ¿Qué significa?  ¿Es una invitación?  ¿Acaso es alguna aclaración de última hora, necesaria ya que el libro apenas tiene texto?  Nos indica que es el registro de un viaje.  El índice nos detalla sus pasos: melancolía de la partida, aproximación a una ciudad, dentro de los muros, un edificio vacío, el jardín.

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

No hay más explicación.  Las fotos se van sucediendo.  Unas veces van a doble página y otras van una por página pero se juntan en el medianil, obligándonos a plantearnos la continuidad del espacio representado.  Hay paisajes naturales y paisajes urbanos; hay escenas de calle, miradas furtivas, naturalezas muertas; hay vistas de un mundo exterior y copias de materiales impresos; hay realidad y hay fantasía.

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Tradicionalmente, la fotografía usa con el espectador un viejo truco: por una parte atrapa sobre el papel las apariencias de las cosas; por otra, el espectador sabe lo que está viendo.  En ese territorio intermedio, entre la imagen y los recuerdos, la fotografía respira y vive.  En este libro es Bertrand Fleuret el que juega con nosotros: no hay textos, no hay explicaciones, no está nada claro por dónde nos movemos.  Las fotografías se han quedado desnudas y nosotros tenemos que inventar su significado.

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Bertrand Fleuret, Landmasses and Railways, J&L Books, Estados Unidos, 2009

Bertrand Fleuret

Landmasses and Railroads

publicado por J&L Books en Atlanta, Georgia, Estados Unidos;

primera edición, 2009; 1000 ejemplares, más 100 ejemplares firmados y numerados con cubierta en otro color para Schaden.com; 249 × 173 mm.; 208 páginas;

encuadernado en cartoné forrado en tela;

ISBN: 978-0-9799188-3-4

Además, te puede interesar

Deja un comentario