El tren, el mar y las flores

haru-gen--kyuku-aki--01

Haru Gen, Kyuku Aki (急行安芸. 呉線のC59・C62), Japón, 1975

Hace 200 años que las locomotoras conquistaron la tierra, descomunales máquinas de hierro que unían a toda velocidad las ciudades más importantes, dejando tras de sí una estela de ruido y humo, estandarte de una revolución industrial que cambió para siempre el transporte por tierra y el mundo de los viajes.

Estas enormes máquinas causaron gran fascinación y se convirtieron en las musas de muchos fotógrafos, tal es el caso del japonés Haru Gen, nacido en Kobe, autodenominado fotógrafo de locomotoras, de paisajes y flores. En 1975 publicó un fascinante fotolibro que sobresale del resto en su materia, por sus imágenes, su impresión y su forma de leerlo, pues hay que estar siempre girándolo a cada página, como si el lector estuviese conduciendo una de estas máquinas.

El título del libro es “Kyuku Aki”, que significa el expreso de la seguridad (o tranquilidad). Éste era el nombre que recibían los trenes que recorrían la línea de Kure, aunque sus nombres técnicos eran el C-59, famoso por su innovador diseño, y el C-62, que era el tren más grande de la época. La línea de Kure recorre el área de Seto, unos cien kilómetros que van de Hiroshima a Itosaki atravesando un parque nacional cuyo paisaje cambia radicalmente con las estaciones del año.

La idea original del libro era hacer un pergamino y que el tren lo recorriese de panorámica en panorámica, aunque finalmente adquirió una forma cuadrada, donde todas las fotos están a sangre y tanto verticales como horizontales tienen el mismo tamaño, lo que obliga al lector a girar el libro para ver las fotografías verticales.

El libro está dividido en dos grandes bloques 海と汽車 (Umitokisha) El mar y el tren de vapor y 花と汽車 (Hanatokisha) Las flores y el tren de vapor. En el primer capítulo son fotografías del tren a su paso por la la costa junto con los barcos de pesca, las redes, las algas, las vasijas para cazar pulpos, etc. En el segundo capítulo las flores cobran importancia, aparecen crisantemos, ciruelos, hortensias, dientes de león… mientras el tren pasa por detrás en composición perfecta, en equilibrio entre máquina y naturaleza, entre ruido y calma, entre dos mundos que avanzan a diferentes velocidades y que jamás veremos igual… como en las imágenes de este libro.

haru-gen--kyuku-aki--02

haru-gen--kyuku-aki--03

haru-gen--kyuku-aki--04

haru-gen--kyuku-aki--05

haru-gen--kyuku-aki--06

haru-gen--kyuku-aki--07

haru-gen--kyuku-aki--08

haru-gen--kyuku-aki--09

haru-gen--kyuku-aki--10

haru-gen--kyuku-aki--11

haru-gen--kyuku-aki--12

haru-gen--kyuku-aki--13

haru-gen--kyuku-aki--14

haru-gen--kyuku-aki--15

Deja un comentario